Home     Entremos en Matérika     Editor     Directorio     Vínculos     Libros     Comentarios     Contacto

info@revistamaterika.com

(506) 8707-2336

© 2018 Todos los derechos reservados

Home     Entremos en Matérika     Editor     Directorio     Vínculos     Libros     Comentarios     Contacto

    
 

Matérika 14

Javier Rojas

Felo García y su travesía futbolera: escarceos, gambetas y goles de fantasía…

Conversa entre Alfonso Peña y Javier Rojas González


Final de infarto

27.546 mil hinchas en el estadio, en la basílica del fútbol, en el altar de los héroes, los contendientes en la grama verde azul como el plumaje de una guacamaya, señores El Negro le hizo un túnel y lo dejó perdido en un recodo del firmamento, en una estrella del sistema solar, pero que digo, porque Beto con su cabello al estilo del Rey del Ballenato, envío un balonazo de 40 metros y la pelota llegó con gran precisión al medio derecho que recibió la redonda y la transportó por el flanco izquierdo sin dejarla rodar siquiera, ¡sube Fer, dale un toque suave a Gulli! y no seas fanfarrón Lobo Malo, juega bien, no uses artimañas, estamos en un juego de centellas, de caballeros, no queremos los jayanes, los indeseables, este es un juego de cabeza, no de patadas arteras… Puede ser que con este tiro libre indirecto podamos hacer una maniobra efectiva para que nuestro puntero derecho quede en posición de hacer un centro pasado y que nuestro 9, ¡el matador!, entre con todo, como un expreso y la pelota dialogue con las piolas… Esta es su radio Caracooool, la de mayor audiencia en el Sur, en toda la República de Colombia… Señores, ustedes que han llegado tarde a nuestra transmisión, saben ¿cuál es el aguardiente del arbolito rojo?, adiniven, aadivinhem… ¡Adivinen! Y el mono Correa con un fuerte testarazo envía la pelota cerca de la línea final, por el momento nada ocurre, el team local gana por puntos, es el que ha marcado el ritmo del match, sí señores por puntos… Sin embargo eso no sirve de nada, precisamos de un gol, un golito para alcanzar la gloria…


Amigos de su emisora Caracoooollll no se olviden de comprar su Glostora, Glostorita, para que luzcan como verdaderos príncipes, la pelota en el semicírculo central, la tocan, tocan, tocan, el Maestrito Pedernera con la Saeta Rubia, nos quieren marear, quieren disminuirnos, que quedemos como lisiados, ellos desde su propia retaguardia salen jugando con los pases magistrales de Néstor Raúl, que es como un arquitecto en el rectángulo, sus pases son con compás, con tiralíneas, no podemos dejar de admirarlo, pero nuestro equipo tiene más fuelle, más coraje, más enjundia, así es no tenemos por qué intimidarnos, tenemos que sacar la fortaleza, la astucia, convertirnos en 11 insurrectos que se imponen a la adversidad, visiten en Cali el mejor restaurante de la Ciudad “La flor de la canela” y continuamos jugando, seguimos en el encuentro entre estos grandes del fútbol del “Dorado”, se va se va  se va… el tigre argentino, dejó rezagada  nuestra defensa, es verdaderamente una saeta, por dios que no pase nada y quiero cerrar los ojos, no ver nada, sin embargo, El Aguilucho tico sale a su encuentro y lo contiene lanzándose a sus pies, es un león este Aguilucho… Despeja largo, perpendicular, el balón al campo del Millos, y Felo la domina, da vuelta sobre sí mismo, hace una cabriola y abre la pelota  al carril derecho donde nuestro Aguilera la conduce pegado a la línea de juego y la verdad es veloz como una centella, tiene vértigo, no es medroso, se lanza contra la línea de fondo y centra pasado y Felo que viene de frente la empalma y estremece el palo derecho, no es mentira pero le raspó la pintura, qué potencia, qué visión a marco… Cozzi, quedó paralizado con sus ojos de anaconda, estoy seguro que esto es un aviso, una premonición de lo que va a suceder… ¡Oh,Virgen de Yanaconas, escúchame!


Compañeros por algo esa dupla es considerada como los mejores del mundo, son insaciables, golean y golean, que lo digan los que juegan contra ellos y salen desmoralizados, destrozados, no obstante les digo en nuestro América también tenemos grandes malabaristas, en nuestro club también hay magos de la redonda, porqué darle solo el crédito a los bogotanos, en Cali tenemos grandes jugadores, concordamos que Felo también es un temible goleador, yo apuesto por él… Uhhhhhhh que calor, es una tarde veraniega, llena de sol quemante, es la hora de saborear una Cristal la de la espuma cresteante… No te la pierdas y la pelota es disputada en media cancha, hay un trabonazo, una especie de obús fulminante que levanta polvo y cal, que potencia la de estos colosos, así es señores estamos en la final del campeonato, hoy tendremos campeón en el Fútbol del Dorado, qué maravilla, mientras otros pelean con el “Bogotazo” nosotros estamos endiablados, viendo jugadas de fantasía, taquitos, medias boleas, rabonas, chilenas y una que otra invención de nuestros ídolos… ¡Corner!, juez, señor juez, es saque de esquina…


Amigos  de su radio Caracooolll,  estamos en el minuto 85, avanzamos hacia el final del juego, es posible que Millos con este resultado a favor se vaya a coronar, no me agradará verlos en el podio de los campeones, si nuestro América ha sido el mandón, pero ellos con esa espuela rioplatense no han dejado de perder tiempo, dejar que el reloj se extinga, son jugadores de mucha experiencia y marrulleros, hay que tener cuidado, pues en un contraataque pueden liquidar el juego, yo creo que todavía tenemos tiempo para ganar, no hay que darles gusto, no hay que dejarlos que se adueñen del medio campo, veo al Maestrito agotado, tiene las piernas tambaleantes  y la Saeta ya no es la misma, quizá  nosotros estemos más enteros,  Negro,  Aguilucho, Fer, Gulli, hay que sacar empuje… Que les digo mis amados radioescuchas de Caracooooollllll, las malas noticias llegan de nuestra Capital, se dice entre bambalinas que hubo un atentado cerca del Campin por Chapineros, qué terrible, la violencia ensombrece nuestra Patria… Fue un coche bomba y cuentan los testigos que pasó algo terrible, ¡Qué Dios nos tome confesados!


Millos saca fuerza de flaqueza y nuestra defensa concede un saque de esquina. Una colmena de jugadores se arremolina en el área chica, hay forcejeos, golpes, cabezazos, codazos y el árbitro está a punto de esgrimir su arma fatídica, la tarjeta roja, muchachos, no nos conviene, no tenemos que perder la calma… Distéfano pechea a nuestro defensor central y un conato de bronca está a punto de iniciarse, juez llámale la atención a la Saeta, él está tratando de calentar el juego para que esto termine ahí, en nuestra área chica… Es un avivato, él conoce de esas tretas, juez llámale la atención, expúlsalo, aplícale la grúa…Se sabe que en River Plate lo largaban del juego… ¡Sé que todavía hay tiempo, te lo pido Virgencita de Yanaconas, iré a caminar descalzo hasta los Andes…!


El corner es lanzado con mucho veneno, ¡Aahhh!, por poco se mete en el arco del Aguilucho, nuestro defensor izquierdo revienta la redonda del área chica cuando quedó dando botecitos, atención ¡minuto 90!, cae en medio del campo con unos extraños escarceos, debido al chanfle que trae, el 6 de América con rapidez abre la pelota al carril izquierdo, El Zurdo se adentra en la zona de candela de Millos y se la centra a Felo, que la disputa con Danilo, el defensor central brasileño, el matador se impone con agallas, todavía tiene tiempo de hacer un sombrerito al 2 y se va de frente hacia el arco de Millos, Julio ‘El Gran Cozzi’, se abalanza desesperadamente sobre la pelota y Felo lo gambetea en el área chica y toca la pelota a un lado del marco: ¡Gooolllll de Felo, goooolll de América!!!


¡Virgencita, lo hiciste, fuiste justa, sí, sí, sí, golllll… gooooollll… de Felo García!

Al  día siguiente, –se lo cuento– yo estaba eufórico y leía todos los periódicos del país para disfrutar la victoria de América sobre Millos, que  le sirvió en bandeja el título a  Santa Fe de Bogotá.


De súbito leo el titular de un periódico a 8 columnas:

¡Final de infarto! ¡Debido al gol de Felo García –en el último segundo–, un hincha murió en el Pascual Guerrero!  [A.P.]


AlfonsoPeña

Javier, vos tenés  fama de que revelas “memoria de dinosaurio” –con la disculpa anticipada por la metáfora–, podrías hacer una inmersión sobre el modo  en que Felo García se inicia como jugador de fútbol.


Javier Rojas

Alfonso, conocemos que Felo García es originario de Paraíso de Cartago y familiar muy cercano del expresidente de la República de Costa Rica, Teodoro Picado Michalski.

Por aquella época (alrededor de los cuarenta) la familia de Felo se trasladó al barrio Aranjuez  de San José y de pronto, Felo se integró a la Selección de Tibás y jugó  un partido frente al Club Sport La Libertad.

En ese momento, Felo estaba por cumplir 15 años y –felizmente– Manolo Amador, lo observó marcarle tres goles, de gran factura, al equipo de  La Libertad. Manolo de inmediato, se interesó por los servicios de Felo y lo llevó a jugar con el equipo de La Libertad.

Felo se inició con el club “decano” del fútbol nacional, y en ese club dio los  primeros pasos de su grandiosa carrera como futbolista; jugó varios partidos con gran brillantez hasta que le sucedió un episodio muy importante: ir a jugar al extranjero,  contratado como futbolista  profesional.


Sabemos que Felo –adolescente– se marcha a jugar fútbol profesional a Venezuela. ¿Tu recuerdo?


Felo se trasladó a Venezuela y se integró al equipo “La Salle” de Caracas.  Recién acababa de cumplir 15 años. Me parece que es conveniente hacer un comentario: Felo García, es posiblemente el jugador más joven de la historia del fútbol costarricense contratado a nivel internacional, cuando solo era un muchacho.

A pesar de su juventud, Felo se distinguió como un jugador muy completo en canchas venezolanas, con su disciplina y sus goles magistrales.


Posteriormente se trasladará a Inglaterra a estudiar la carrera de  Arquitectura y a jugar fútbol en la segunda división del fútbol inglés (porque por esos años a los extranjeros no se les permitía jugar fútbol profesional en primera división).  Se afirma que Felo tuvo una destacada actuación en esos años.


Felo García viajó con una beca a Londres a estudiar la carrera de Arquitectura y también jugó  fútbol en la liga inglesa. En aquel tiempo no existía, como hoy “La Liga Premier”, yo considero que Felo jugó en la primera división inglesa, y curiosamente, también es el primer futbolista costarricense en jugar en Inglaterra.  De acuerdo a mis lecturas e investigaciones sobre la carrera de Felo, sé que en esa temporada tuvo centelleantes desempeños y marcó sus famosos goles. 

Con esa etapa de Felo,  mantengo una laguna, no recuerdo con exactitud, cuál fue el equipo o los equipos con que Felo jugó, creo que tendré que preguntarle al Maestro, para que me refresque la memoria.


Con la crisis de 1948 (“revolución del 48”)  Felo abandonó Inglaterra y se trasladó a La Habana, donde había una “liga profesional”  de altos quilates y se integró al dinámico  fútbol isleño.


Con los  acontecimientos que sucedieron en Costa Rica en 1948, a Felo García le “arrebataron” la beca con la que estudiaba en Londres, por motivos políticos, y por ser familia del expresidente Picado Michalski. Recuerdo que la Junta de Gobierno le quitó la beca y Felo tuvo que hacer  un recorrido lleno de aventuras  con solo diez dólares en el bolsillo, que  con gentileza se los cedió  la señora donde él habitaba en Londres.

Se quedó unos días en Portugal, pasó por otros territorios europeos, creo que permaneció  unos días en unas islas, hasta que llegó a La Habana. El equipo Asturias de la Habana ya sabía que Felo llegaría a Cuba y lo aguardaban  y su hermano Alfredo (“el enano García”, también extraordinario futbolista), lo presentó con el dueño del equipo Asturias, quien en un céntrico hotel  de la capital cubana, lo fichó y Felo pasó –de la noche a la mañana–, de tener $10.00 (dólares) en el bolsillo a ser contratado por más de  $1000 (dólares). Permaneció una larga temporada  en Cuba y jugó maravillosamente.

Felo narra  que se sentía como en “casa”, pues en la liga cubana participaban muchos jugadores costarricenses, ya que Cuba era una plaza muy importante para jugadores de muchos países. En esos años el fútbol cubano era totalmente profesional y estaba influenciado por el fútbol español, de ahí que el vistoso  juego de Felo tuviera una gran acogida y él plasmara jornadas memorables.

En Cuba, Felo jugó con dos importantes equipos: El Asturias y el Atlético Gallego, con un éxito notable.


En su periplo latinoamericano, Felo, se trasladó a Colombia y se integró al América de Cali. Ahí interactuó con grandes astros del fútbol mundial: Alfredo Distéfano, Adolfo  Pedernera,  Néstor Raúl Rossi, etc… ¿Cómo valorás esto?


Antes de desarrollar este  tema, debo decir que Felo García regresó a Costa Rica y el Deportivo Saprissa se interesó en su juego y lo integró a su primera división; era el tiempo en que Saprissa fue ascendido a la primera división, aun perdiendo la promoción con La Gimnástica, y Felo se integró con ese club; sin embargo, es “boicoteado” por los jugadores  del Deportivo Saprissa, y entonces Felo se aleja, ya que los jugadores del Saprissa, conociendo las virtudes futbolísticas de Felo “no le pasaban la pelota”.

Se integró a La Gimnástica y jugando con ese club fue contratado para ir a jugar al fútbol colombiano. En Colombia jugó con El América de Cali, y a Felo le correspondió recomendar a Carlos “El Aguilucho” Alvarado, para que se integrara al cuadro escarlata. Y de ese modo estas dos estrellas ticas jugaron para El América de Cali.

Existió una anécdota muy importante en su paso por el fútbol colombiano. Fue un partido memorable contra Millonarios de Bogotá, que tenía en sus filas a jugadores como Distéfano, Pedernera, Julio Cozzi, etc. El partido fue una final, ya que si Millonarios ganaba sería campeón por cuarta vez consecutiva, y si perdía el campeón sería Santa Fe de Bogotá. En esa época  el fútbol colombiano era considerado como uno de los mejores del mundo, llamado “El fútbol del Dorado”.  Felo –tuvo una tarde maravillosa emergió como la gran figura del partido y le marcó  los dos goles a Julio Cozzi, catalogado como el mejor guardameta del mundo. Millonarios perdió el campeonato, y el América de Cali le sirvió en bandeja el título a Santa Fe de Bogotá, de la mano de Felo García.


Siendo arquitecto y pintor, además de gestor cultural, Felo continuó jugando en Costa Rica.  ¿Cómo fue su paso por el Herediano?


Felo regresó al país y se vinculó con La Gimnástica Española. Po esos días hubo  un partido donde Felo participó, y que se le puede llamar “glorioso”.

El Herediano lo solicitó para que los reforzara. Fue un partido contra El Sevilla de España.  En ese juego Felo marcó un gol inolvidable.

Corriendo dentro del área, Felo recibió una pelota de aire de Chano Campos, la mató con el pecho  y sin detenerse, llevó la bola adherida al cuerpo  y se introdujo con ella dentro de la red. La jugada fue  tan insólita que el mismo portero del Sevilla “Busto”, le aplaudió  a Felo después del gol.

Después de ese juego los jugadores del Herediano le tomaron un aprecio y cariño especial a Felo. Fíjate como fue aquello que los integrantes del Herediano le pidieron permiso al Padre de La Inmaculada Concepción (La iglesia principal de Heredia), para hacer una especie de colecta pública para recaudar fondos para pagar el pase de Felo que era propiedad de Julio Girón (el empresario),  que cobraba ₡10.000 o ₡12.000 colones por la ficha de Felo; eso era mucho dinero por aquel entonces.

Los jugadores de Heredia: Negro Esquivel, Macho Esquivel, Mario Murillo, Edgar Quesada, Amado Calvo, Chano Campos, León Alvarado, etc, ellos  hicieron  la colecta y le pagaron a la Gimnástica la ficha y Felo se trasladó  a jugar a “La ciudad de las flores”.

En síntesis, Felo fue  herediano hasta el final de su carrera.


Te quiero mencionar que Felo pintó su autorretrato con la casaca del Herediano, incluso esta obra ha sido divulgada en exposiciones, catálogos, etc…


Es cierto y me gusta mucho. Indudablemente su equipo fue el Herediano. Jugó para La Libertad, Saprissa, Gimnástica (y otros clubes extranjeros), pero terminó su carrera con el Herediano, yo considero que fue el equipo de sus amores.


¿Por qué,  en esa gran época del fútbol costarricense, Felo García no llegó a jugar partidos eliminatorios con la selección para participar en algún campeonato  mundial?


Felo no jugó partidos eliminatorios con la Selección Nacional debido a que  Costa Rica se inscribió por primera vez en el año de 1958 (Campeonato Mundial de Suecia); esa fue la razón porque en ese año Felo estaba especializándose en Londres. Hubiera sido maravilloso que Felo jugara esa eliminatoria.


¿Javier, considerás que Felo era un astro internacional?


No hay duda. En Costa Rica han existido tripletas centrales de gran calidad: Cuty Monge, Danilo Montero, Mardoqueo González; Mario Murillo, Felo García, Álvaro Murillo, etc… No obstante, la tripleta central  del Herediano: interior derecho, izquierdo y centro delantero era algo increíble. Y no lo afirmo yo, me lo confesó Sergio Livingstone “El sapo Livingstone” (El máximo cancerbero de Chile de todas las épocas) que los enfrentó y quedó impactado por el juego de esa “triada” del Herediano…

Fue un partido en el antiguo Estadio Nacional: Universidad Católica de Chile frente al Herediano que quedó 4 X 1 a favor de los florenses y según las palabras del “guarda tubos chileno”  fue algo colosal ver a aquel centro delantero moviéndose en toda el área y cuando tomaba la pelota era verdaderamente un malabarista, un jugador fuera de serie, un astro internacional.


En la leyenda urbana, en las sobremesas, se conversa en relación a que Felo  poseía un  fútbol  dinámico, elegante y de gran técnica. ¿Tu opinión?


¡Con demasiada técnica! Te cuento un pasaje extraordinario.  Cuando Felo estudiaba en la Universidad de Costa Rica, existió una anécdota que quiero destacar.

Fue un partido entre Saprissa y Herediano. El entrenador del Herediano era Ñeco Varela, y aceptó que su equipo entrara a la cancha con diez jugadores a la espera de que Felo llegara, ya que venía de estudiar en la Universidad y se encontraba en el taxi cambiándose la ropa y poniéndose el uniforme del Herediano.

Entró a la cancha y se reportó con el línea, pisó el césped y de inmediato le pidió la pelota a Cholo Rodríguez, se lanzó de frente, desbordando, driblando, gambeteando, y se llevó “en banda” a 6 jugadores de Saprissa, hasta que llegó frente al guardameta Cholo Sanabria y, en una fracción de segundo, Felo, con elegancia, le tocó la pelota a una esquina: ¡¡¡¡Gooollllll de Felo!!!

¡Ese era el goleador Felo García!

¡Un artista, un técnico extraordinario!


Si  imaginariamente, colocáramos  a Felo García a jugar fútbol en la actualidad, en un deporte que se rige por los sistemas ultra defensivos,  que es físico y que se juega a no perder, ¿cómo crees que sería su desempeño?


Sería igual. Porque Felo no va a perder su calidad innata. Cuando Felo recibía una pelota de aire (difícil de dominar)  parándola con el botín en su empeine, quedaba la impresión de que la pelota caía en una “boñiga” y no lo que ocurre ahora cuando un jugador quiere dominar la pelota y lo que sucede es que el balón sale rebotado a 4 metros. Felo, si compitiera en el fútbol actual, tendría el mismo éxito y mantendría su  altísimo nivel.

De eso estoy seguro,  ya que Felo era un astro, con una gambeta endiablada, fuerte y a la vez fino, con una visión  al marco sensacional.


¿Cuál es la diferencia entre Felo García y algunas de las famosas “estrellas ticas” de la actualidad, que obtienen  miles de dólares y no ofrecen demasiado?


Te voy a decir que en su tiempo, Felo ganó mucho dinero jugando fútbol  profesional, por su calidad extraordinaria. Sin embargo, la diferencia es “una”: cuando Felo llegó al Herediano, lo asumió con gran hidalguía, pues como lo expresé antes, Felo se hizo herediano y durante todo el tiempo que defendió los colores rojiamarillos lo hizo con pundonor, caballerosidad y entregándose al máximo en la cancha y fuera de ella.

Esa es quizá la diferencia más destacada.


Javier, para cerrar esta amena charla, a nuestros lectores les agradará, que vos, como gran conocedor de esa “pasión” que llamamos fútbol, nos contaras de alguna jugada brillante de Felo, o de alguno de sus  goles  con color y jazz.


A mí me encanta rememorar el gol que le hizo al Sevilla de España.  Otro instante perenne, es cuando el Millonarios de Bogotá se enfrentó al Herediano en el Estadio Nacional.

En ese partido, Herediano solicitó de refuerzo a Fello Meza, ¡imagínate lo que era esa mancuerna: “Felo y Fello”!

Al promediar el segundo tiempo, ambos malabaristas recibieron la pelota en medio campo y los dos hicieron paredes simultáneas, magistrales, y Felo se enfiló, en solitario hacia el marco de Julio Cozzi (un viejo conocido de Felo desde la época del “Dorado” colombiano),  el guardameta achicó,  Felo lo enfrentó y con gran técnica y habilidad le hizo “un baño” y le pasó la pelota por encima de la cabeza: ¡gooooollll de Felo García!, sin embargo, el árbitro que se encontraba retrasado en la jugada no dio por válida la anotación ya que el defensa “Cobo Zuluaga” devolvió la pelota después de que en apariencia sobrepasó la raya del arco…

Algunos espectadores cercanos al marco de Cozzi afirmaron que la bola traspasó el marco del famoso guardameta.

Años después, el gran cancerbero Cozzi, expresó: “A Felo García lo veo hasta en sueños…”


Javier Rojas González, Costa Rica (1938)

Su vida está marcada por el periodismo deportivo, suma alrededor de 6 décadas en el micrófono, 8 participaciones en mundiales de fútbol y un cúmulo de recuerdos y buenas experiencias, ha ejercido su profesión principalmente en las cabinas radiofónicas de Radio Columbia donde ya suma 40 años de transmisión, pero también ha tenido presencia en televisión en varias etapas de Teletica Canal 7. Gran conocedor de la realidad del fútbol nacional e internacional.

 

Matérika 14